Pablo

Nunca pudo reprimir el movimiento que un buen ritmo provoca en su cuerpo y la electrificante  y transformadora sensación que supone para el alma una música que va directamente al corazón. Esto es lo que le hizo culminar al artista que lleva dentro en la emocionante aventura surgida de la encrucijada de baile, amor y arte cristalizada en la hermosa locura del Lindy Hop.

Dirige Big South desde 2012 junto a Julia, su gran amor y alma aventurera con la que con incansable esfuerzo se sumergió en esta gran cruzada de la que no se arrepiente ni un instante.

La pulsión artística que tiene siempre dentro le llevó a estudiar Bellas Artes y en su último año de carrera comenzó a bailar en Madrid, desde entonces hasta hoy, no ha parado.

De cuna rebelde y corazón ardiente lucha incansable por un mundo mejor con las armas que para eso da el baile en cualquier sociedad y despierta el alma dormida en la gente. Con la corazonada de que lo lograremos, sus clases están llenas de humor y vida y una apasionada y cada vez más profunda sabiduría.