Esther

Lleva bailando desde finales de 2010 lindy hop y balboa. Ya desde los tres meses asistió a su primer festival solo de balboa, desde entonces ha desarrollado esta pasión combinado la asistencia a festivales internacionales/nacionales de ambas disciplinas. Desde hace un par de años este apetito sano se ha extendido a los Jazz Steps.

El compromiso con la escena swing ha sido siempre el de crear espacios comunes para poder bailar y compartir la alegría que transmite el baile swing, organizando y apoyando eventos en diversos lugares y sobre todo la música en directo como valor extraordinario.  Posteriormente siendo miembro de la junta de la Asociación Swing de Madrid y ahora ya solo socia.

Desde siempre ha defendido una forma de vida sana que busque el equilibrio cuerpo, mente y espíritu. A través de la meditación, el yoga y la comida sana, local y orgánica tiene la esperanza de que tengamos un mundo mejor.