Aida

Desde pequeña su vida ha estado relacionada con la música: participando en musicales, aporreando una guitarra o cantando en grupos de poca monta.

Aunque estudió Educación Musical, ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional como directora de arte en agencias de publicidad y, actualmente, trabaja  en una ONG destinada a ayudar a los animales como diseñadora gráfica. Tarea que también desempeña como voluntaria en Mad for Swing, junto a la participación en el grupo Espacio Seguro.

Cuando probó el Lindy Hop supo que su vida no volvería a ser igual. La música, la alegría y la libertad de este baile le enganchó completamente y, desde entonces, ya sea sola o en pareja, no ha podido dejar de bailar.